Día Internacional de los Trabajadores

01/05/2017 - 00:00

Conocido como Día del Trabajador o Primero de Mayo, es una jornada que reivindica los derechos laborales de todos los trabajadores y que homenajea a los Mártires de Chicago.

 

Siendo Presidente de los Estados Unidos, en 1868 Andrew Johnson dictó la Ley Ingersoll, que establecía la jornada de ocho horas para los empleados de las oficinas federales y para quienes trabajaban en obras públicas.

Hacia 1874, la idea de llevar a cabo acciones para conseguir una jornada de trabajo de ocho horas comenzó a extenderse desde distintos lugares y sectores de Estados Unidos. Los pioneros fueron los obreros ferroviarios. Al poco tiempo se fueron sumando varias otras organizaciones, creándose en 1881 la Federación Americana del Trabajo (American Federation Labor, AFL), heredera de la anterior Federación de Gremios y Sindicatos.

Esta nueva Federación reiteró la petición de las ocho horas en sus congresos de 1882 y de 1883, exigiéndole incluso al Presidente de los Estados Unidos que promulgara una ley nacional al respecto. También solicitaron el pronunciamiento de los partidos Demócrata y Republicano sin ningún resultado. Ante el fracaso de las gestiones, los trabajadores comenzaron a buscar nuevos caminos.

En 1884 se celebró en Chicago el IV Congreso de la Federación Americana del Trabajo, en el que se propuso que a partir del 1º de mayo de 1886 se obligaría a los patrones a respetar la jornada de ocho horas y, si no, se iría a la huelga.

«ocho horas para el trabajo,

ocho horas para el sueño y

ocho horas para la casa»

Como la Ley Ingersoll no se cumplió, el 1 de mayo de 1886, las organizaciones laborales y sindicales de Estados Unidos se movilizaron. Los obreros se organizaron y paralizaron el país productivo con más de cinco mil huelgas. Alrededor de 190 mil trabajadores iniciaron huelga y cerca de 150 mil obtuvieron su demanda con amenaza de paro.

En Chicago, donde las condiciones de los trabajadores eran mucho peor que en otras ciudades del país, las movilizaciones siguieron los días dos y tres de mayo.  El cuatro de mayo se consiguió un permiso del alcalde de la ciudad para hacer un acto en el parque Haymarket. Se concentraron más de 20.000 personas que fueron reprimidas por 180 policías uniformados. Un artefacto explosivo estalló entre los policías produciendo un muerto y varios heridos. La policía abrió fuego contra la multitud matando e hiriendo a un número desconocido de obreros. Se declaró el estado de sitio y el toque de queda deteniendo a centenares de trabajadores. El 21 de junio de 1886, se inició la causa contra 31 responsables, que luego quedaron en 8. Los juzgados fueron declarados culpables. Tres de ellos fueron condenados a prisión y cinco a la horca.

A finales de mayo de 1886 varios sectores patronales accedieron a otorgar la jornada de ocho horas a varios centenares de miles de obreros. Esta consecución marcó un punto de inflexión en el movimiento obrero mundial.

En julio de 1889, el Congreso Obrero de la Segunda Internacional Socialista en París instituyó el "Día Internacional del Trabajador" el 1º de mayo de cada año para perpetuar la memoria de los hechos de mayo de 1886 en Chicago. Esta reivindicación fue emprendida por obreros norteamericanos e, inmediatamente, adoptada y promovida por la Asociación Internacional de los Trabajadores, que la convirtió en demanda común de la clase obrera de todo el mundo.

En la actualidad es una fiesta reivindicativa de los derechos sociales y laborales de los trabajadores y de homenaje a los Mártires de Chicago que se celebra en muchos países (pero no en todos).

En 1954, la Iglesia católica, bajo el mandato de Pío XII, apoyó tácitamente esta jornada proletaria, al declarar ese día como festividad de San José obrero.

 

 

Colegio Nuestra Señora de las Mercedes
Euzko Gudariak Etorbidea 1
48940 Leioa, Bizkaia
Tel. 944 639 906 Fax: 944 639 892

 

 

#mercedemociona