Día Mundial del Árbol

28/06/2017 - 00:00

 

El Día Mundial de Árbol, también llamado Día Forestal Mundial, fue, en principio, una recomendación del Congreso Forestal Mundial que se celebró en Roma en 1969. Esta recomendación fue aceptada por la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en 1971.

El objetivo principal de celebrar esta fecha es recordar y destacar la enorme importancia que los árboles tienen en nuestra vida y en la conservación del Medio Ambiente, creando, de este modo, conciencia sobre el cuidado de los recursos provenientes de esta fuente natural.

Este día se utiliza para plantar árboles y dado que esta fecha no es siempre propicia para que los árboles arraiguen, cada país elige un día según sus condiciones naturales.

Cuando un hombre planta árboles a cuya sombra sabe que nunca habrá de sentarse, ha comenzado a entender el sentido de la vida.

Elton Trueblood

 

Los árboles resultan absolutamente esenciales para la vida de nuestro planeta: purifican el ambiente al oxigenar el aire, transforman el dióxido de carbono (responsable del efecto invernadero) en biomasa, evita la erosión, proporcionan sombra, mejoran sectores erosionados, humedecen el ambiente, minimizan los riesgos de inundación, reducen el ruido, son capaces de temperar el lugar donde se encuentran, ya que provocan sensación de frescura y humedad, incluso deteniendo las heladas con su follaje; producen alimentos y múltiples recursos, además de ser el hogar de muchos pájaros.

El Día del Árbol puede ser la excusa para reflexionar cómo la vida moderna nos ha llevado a olvidarnos de que sólo somos parte de un ecosistema mayor y a tener una conducta más respetuosa con nuestro entorno. Por ello, hay que educar a las nuevas generaciones con principios que valoren la importancia de los bosques más allá de las variables económicas. Educar para un cambio cultural, donde el hombre forme parte de un ecosistema que involucra a toda la naturaleza, y donde el bienestar de todos sus componentes nos llevará a mejorar la calidad de vida y a frenar la destrucción del planeta y de nosotros mismos.

Si supiera que el mundo se acaba mañana, yo, hoy todavía, plantaría un árbol.
Martin Luther King

La primera vez que se celebró la fiesta del árbol en el mundo fue en el año 1805 en la pequeña localidad extremeña de Villanueva de la Sierra (Cáceres), una iniciativa promovida por el párroco del lugar con el apoyo entusiasta de toda la población. Más información.

 

See video

 

 

Colegio Nuestra Señora de las Mercedes
Euzko Gudariak Etorbidea 1
48940 Leioa, Bizkaia
Tel. 944 639 906 Fax: 944 639 892

 

 

Siempre Sembrando MERCED